Diputado Medina solicita atención inmediata para los pueblos indígenas venezolanos

A pesar que este 9 de agosto se conmemora el Día Internacional de  los Pueblos Indígenas por decreto de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Parlatino-Venezuela aprobó un acuerdo donde se lee que, en el caso de nuestro país, no existe nada que celebrar dado que consideran que los aborígenes atraviesan una situación crítica que debe ser atendida de manera inmediata.

“Al día de hoy, la crisis del país ha tocado también a nuestros pueblos ancestrales que  siguen teniendo los mismos problemas que en 1999. Aunado a esto, enfermedades que se creían erradicadas como el sarampión y la difteria, volvieron con fuerza cobrando la vida de inocentes dentro de la selva de nuestro país, además que todavía continúa la deuda social en lo que respecta a la demarcación de tierras que ellos solicitaron y de la cual el gobierno ha hecho caso omiso”, dijo el diputado Ángel Medina, presidente del Parlatino-Venezuela, al cierre del primer periodo de sesiones del ente legislativo.

Asimismo, el parlamentario Manuel Teixeira, se sumó a la preocupación expresada por los legisladores y agregó que las fuertes precipitaciones registradas en las últimas semanas, han afectado duramente a los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, entidades donde se concentran varias comunidades ancestrales del país.

“Es oportuno este acuerdo para hacer un llamado de atención a la terrible situación que atraviesan los indígenas en especial los asentamientos indígenas de Amazonas y Delta Amacuro, que se encuentran completamente anegados a causa de las fuertes lluvias que han provocado crecidas en los ríos Orinoco y Atabapo, superando con creces la cota máxima que se alcanzó hace 100 años”, destacó Teixeira.

El parlamentario aseguró que, tanto los gobiernos locales y el Estado venezolano han hecho caso omiso a  la emergencia que se suscita en dichas entidades del país con alta presencia indígena.

“Hay una indolencia total en este tema. Nuestros aborígenes se encuentran desvalidos y atraviesan una calamidad terrible, pues perdieron sus cosechas, no tienen cómo alimentarse y sufren de enfermedades como el sarampión, no conforme con esto, no se les ha reubicado o enviado ayuda de ningún tipo, a pesar de las denuncias hechas por activistas en la materia”, recalcó el diputado.

En el acuerdo aprobado por el Parlatino-Venezuela, se solicita al Estado venezolano a cuidar de los pueblos indígenas que hoy son víctimas de enfermedades como el sarampión que ha afectado, principalmente a las etnias warao y yanomami, que cobró la vida de, aproximadamente 44 aborígenes, según estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

También solicitaron Enviar la presente Declaración a la Comisión Permanente de Pueblos Indígenas y Etnias del Parlamento Latinoamericano, al Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas y a la Comisión Permanente de Pueblos Indígenas de la Asamblea Nacional de nuestro país, así como al Presidente del Grupo Parlamentario Venezolano del Parlamento Indígena de América (PIA).

Giuseppe Pipitone

Prensa Parlatino-Venezuela

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario